Economía verde y circular

Biodiversidad

La biodiversidad o diversidad biológica es el término que hace referencia a la amplia variedad de plantas, animales y sus hábitats sobre la tierra y los procesos naturales que lo conforman.

En Agri-Energia Elèctrica, como empresa responsable, y comprometida con el desarrollo sostenible, realizamos diversas actuaciones para preservar el patrimonio natural.

Fauna

Con el compromiso a minimizar los impactos que se derivan de las instalaciones a la fauna, se van introduciendo mejoras ambientales en las instalaciones.

La existencia de líneas aéreas en determinadas zonas geográficas con una presencia importante de fauna, convierte muchas instalaciones eléctricas en un refugio seguro donde nidificar, o en un punto de vigía de primer orden. Esta confluencia provoca un riesgo de electrocución y colisión para la aves.

En los últimos años se han realizado acciones para minimizar los riesgos, modificando la configuración de las líneas, aislando conductores activos e instalando elementos disuasorios.

 

Flora

Para reducir las posibles alteraciones que se pudieran producir de la convivencia de las instalaciones eléctricas con la flora, se llevan a cabo las siguientes actuaciones:

          • Campaña de tala y poda de arbolado: Durante las revisiones periódicas de las instalaciones, además de verificar el correcto estado de las mismas, se identifican posibles zonas de riesgo, que serán corregidas durante las campañas de tala y poda.
          • Campaña de Termografía: Periódicamente se realizan termografías que permiten identificar y corregir posible puntos calientes en las instalaciones antes que derive en una avería.

 

Huella de carbono

La huella de carbono es el rastro que dejamos en el planeta. Este indicador ambiental calcula la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) emitidos a la atmósfera (en toneladas de CO2). Estos gases son generados por el conjunto de personas y empresas al fabricar productos, consumir electricidad o en cualquier actividad diaria.

La huella de carbono no deja de aumentar año tras año, lo que influye en el calentamiento global y en el cambio climático.

En concreto, todas las operaciones en las que se manipulan equipos con hexaflururo de azufre (SF6) son realizadas por personal debidamente certificado y utilizando equipamientos para minimizar cualquier escape.

Economía circular y residuos

La economía circular implica un cambio de paradigma de consumo para conseguir que cada uno de los productos que utilizamos tenga múltiples ciclos de uso y producción. Con el fin de conseguir este objetivo, trabajamos conjuntamente con los agentes de nuestra cadena de valor, a fin de que los materiales y productos utilizados en nuestra actividad sean producidos preferentemente a partir de materiales reutilizados o reciclados, y que al final de la su vida útil, también se reciclen o reutilicen.

Durante la actividad de distribución se generan residuos, debido sobre todo a la renovación de equipos antiguos y construcción de nuevas instalaciones. Estamos inmersos en un importante plan de reducción de residuos originados en las operaciones de construcción y mantenimiento de nuestra red de distribución, incorporando procesos de reutilización y reciclaje.

La gestión de los residuos generados se realiza en función de la tipología de los mismos, y con un estricto cumplimiento de las distintas legislaciones aplicables, priorizando siempre el máximo respeto por el medio ambiente.

 

Optimización de la energía distribuida

Las pérdidas que se generan durante la distribución de energía suponen el desperdicio de una parte de la energía generada en las centrales de generación, y por tanto contribuye al calentamiento global del planeta.

Ésta es una de las razones, junto con la mejora del rendimiento de la red, por el que la reducción de pérdidas en la red de distribución de energía eléctrica concentra gran cantidad de esfuerzo inversor por parte de Agri-Energia Elèctrica.

Las pérdidas de la red se han reducido un 40% en los últimos 5 años. Esto implica una disminución de 510.000 tCO2 equivalentes. Cada año se realizan planes de mejora para reducir aún más las pérdidas en la red. Estos planes engloban diferentes áreas de actuación para mejorar el sistema:

          • Disminución de la longitud de las líneas entre el punto frontera de alimentación y el cliente, mediante la construcción de nueva red o re-configuración de la existente.
          • Mejora del factor de potencia, incrementando el número de baterías de condensadores.
          • Instalación de nuevos transformadores de alta eficiencia.
          • Incremento de la supervisión y telegestión de los clientes, así como de los centros de transformación, siendo posible una completa digitalización de la red, facilitando su análisis.
          • Inspección de clientes y mejora de la gestión de los contratos.