Retos de la movilidad eléctrica sostenible

Tradicionalmente la industria del transporte ha estado dominada por la dependencia directa de los derivados del petróleo, relegando los vehículos eléctricos (VE) en un segundo plano. Esto ha ido cambiando en las últimas décadas y para el año 2040 se espera que la mayoría del transporte urbano sea con vehículos eléctricos, con una producción total de 548 millones de VE según el IEA, que supondrá un aumento de la demanda de energía eléctrica.

Los VE están cogiendo popularidad debido a ventajas como por ejemplo las cero emisiones, la no dependencia de los recursos fósiles, poco ruido, eficiencia...

Los vehículos eléctricos suponen una oportunidad en 3 factores clave:

1. VE como una nueva demanda de electricidad.

2. Infraestructura de Puntos de Recarga de VE (PRVE).

3. VE como un sistema de almacenamiento de energía (SEE).


Los VE representan una nueva carga en la red eléctrica, y poco a poco van ganando competitividad en el mercado a medida que se van solucionando los retos como el coste de las baterías, estrategias de carga eficiente, interoperabilidad de los PRVE y la integración del VE en la red eléctricaEl desarrollo del vehículo eléctrico debe ir asociado a facilidad el despliegue de PRVE en edificios privados,  comerciales, vías públicas, electrolineras... El sistema de recarga del VE variará en función de parámetros como el tipo de potencia, el tipo de circuito de carga, el tipo de contacto o la dirección del flujo de potencia.

La integración de la infraestructura del VE en la red eléctrica, en los municipios y en las residencias requiere de una gran coordinación y planificación.  Recientemente, con la introducción del concepto de red inteligente, aparece también el concepto de Vehículo en la red (Vehicle to Grid, V2G), el cual permite el intercambio de energía entre el VE y en la red.

Existen 3 tipos de tecnologías de VE conectados a red: la tecnología Vehicle to Home (V2H), Vehicle to Vehicle (V2V) y la ya mencionada (V2G).

  • La tecnología V2H consiste en el intercambio de potencia entre las baterías del VE y la red doméstica. Las baterías en este caso pueden actuar como un SEE.
  • La tecnología V2V consiste en una comunidad local de VE que permiten la carga y descarga entre ellos.
  • La tecnología V2G consiste en el control y gestión de las cargas del VE por parte de la distribuidora o los agregadores mediante la comunicación entre el VE y la red.

Los edificios nuevos deben contar con una preinstalación de puntos de recarga que facilite la posterior instalación por los inquilinos/propietarios para todas sus plazas.

Tipo de recarga:

  • Punto de recarga normal: se trata de la opción más sencilla pero a la vez la más lenta y consiste en un enchufe de 230V con una corriente de entre 10A-16A, con una configuración recogida en la normativa básica. Para recargar 100km, es necesario que el vehículo esté enchufado entre 6-8h. 
  • Estación de recarga semirápida: permite recargar 100km entre unas 3-1 hora en función de la potencia de corriente que está entre los 7,5kW, hasta los 22kW. Se asocia sobre todo para dar cobertura a las estaciones de recarga en el sector terciario (centros de ocio, hospitales o centros comerciales). 
  • Estación de recarga Rápida: permite recargar unos 100km en unos 30 minutos. Ofrece la recarga en corriente continua a 50kW, y alterna 43kW. Su ubicación adecuada está en vías rápidas o cerca de éstas, ya que el tiempo que un vehículo estará estacionado como máximo se corresponde a una parada de descanso. 
  • Estación de recarga superRápida (HPC): en los últimos tiempos se están empezando a instalar puntos que ofrecen recargas a más potencia, podemos encontrar desde 80kW, hasta 350kW. Estos equipos permiten recargar 100km entre 15-5 minutos, y ya no son exclusivos para determinados vehículos.  

Tipo de conexión de los puntos de recarga:

A la hora de realizar la conexión de los puntos de recarga puede haber 3 esquemas diferentes, dependiendo de las características de las instalaciones particulares:

  1. Vivienda unifamiliar:
    • Conexión individual con circuito adicional desde el cuadro de la vivienda.
    • Mismo contrato que la vivienda.
  1. Vivienda con plaza de garaje en conjunto inmobiliario:
    • Conexión individual del punto de recarga desde el contador de la vivienda: Mismo contrato que la vivienda.
    • Conexión colectiva (Recarga independiente del contrato de la vivienda).
  1. Plaza de garaje en un garaje colectivo separado de la vivienda:
    • Varios esquemas de conexión colectivos posibles: con reparto de consumos desde el contador del garaje o con nuevos contratos.

 

Para profundizar en el mundo del Vehículo Eléctrico, puedes consultar más información en los siguientes enlaces: